martes, 16, abril

El Nissan Qashqai recupera el trono: de nuevo, líder de ventas

Caída del mercado en un 4,71% respecto al ejercicio anterior totalizando 94.840 unidades vendidas durante el mes de marzo. No son buenos datos, pero las fechas no acompañan: marzo acusa un periodo vacacional que en el pasado año se disfrutó en abril, así que es de esperar que este mes ya en curso compense la pérdida de días efectivos en los que el cliente puede dedicar a visitar el concesionario del que será su próximo nuevo coche.

Eso sí, marzo nos deja como ganador un modelo que tiempo atrás estaba mucho más acostumbrado a vivir días de gloria: el Nissan Qashqai ha recuperado su trono anotándose 2.775 unidades, lo que equivale a un incremento del 27,3% en comparación con el mismo mes del pasado año. Toyota cierra el mes siendo la marca más vendida, con un Yaris al que le ha sentado de cine la incorporación del nuevo motor 130H y un intratable Corolla que sigue demostrando ser el Rey de la eficiencia y la fiabilidad entre los compactos… valores de marca.

Dacia Sandero: líder, entre las cuerdas

Claro que, con la ventaja adquirida en meses anteriores, el Dacia Sandero sigue siendo el líder del mercado español sin contemplamos los tres primeros meses del año, sumando en marzo 2.574 nuevas matriculaciones para contabilizar 7.161 unidades en lo que llevamos de año. En el mercado global, Toyota le sigue muy de cerca los talones con el Corolla (6.187 unidades matriculadas), seguido del Nissan Qashqai, SUV que desde el arranque del año ha entregado ya 6.175 unidades. Un pódium de lo más reñido y que empieza a abrir una nada desdeñable grieta con sus inmediatos perseguidores: Hyundai Tucson, Seat Arona y MG ZS completan los cinco primeros que mayor aceptación están teniendo de momento en el mercado español en lo que llevamos de año.

¿Cuál es el éxito del Qashqai?

Tal vez, seguir ofreciendo los valores clásicos que este SUV tiene desde sus orígenes: polivalencia, amplitud interior, gran capacidad de maletero, alto contenido en asistentes de seguridad, diversidad de versiones, diferentes opciones con cambio manual y automático, una gama de motores ECO o una demostración de tecnología eléctrica a través del sistema de propulsión e-Power. Tampoco olvidemos que el Nissan Qashqai sigue ofreciendo versiones de tracción total en dos de sus tres motorizaciones, en lugar de reservarlas para los acabados y motores más exclusivos, o que cada motorización dispone de una amplia variedad de acabados.


Desde 32.700 euros puedes tener un Nissan Qashqai, sin riesgo a quedar defraudado por falta de potencia, de equipamiento, agrado o incluso eficiencia. Se trata de la versión DiG-T MHEV de 140 CV, un motor sumamente recomendable pese a ser el más “básico” y de menor potencia que puedes adquirir, algo de lo que no pueden presumir todos los SUV del mercado, cuyas versiones de menor rendimiento se acaban quedado demasiado limitadas. Para nosotros, el mejor motor es el DiG-T de 158 CV, un propulsor basado en el anterior que abre nuevas posibilidades al poder disponer de tracción total o costar muy poco dinero más que el propulsor anterior. También a él le siente mejor que el cambio automático Xtronic, una transmisión que mejora enormemente el placer de uso y la suavidad sin perjudicar el consumo ni limitarlo a la hora de elegir o el sistema de tracción.

e-Power, ¿híbrido, eléctrico, PHEV?

Con 190 CV, el Nissan Qashqai e-Power corona la gama por potencia pero también por tecnología. En esencia, es un eléctrico que fabrica su propia electricidad a través de un motor térmico. Tiene la ventaja de un coche híbrido convencional porque no necesita cables de carga, pero no las de un eléctrico puro al ser un coche con la pegatina ECO de la DGT, la misma que las otras dos versiones térmicas. Es suavísimo porque la entrega de potencia a las ruedas llega a través de la unidad eléctrica con mucho par, o porque en numerosas ocasiones puede circular a baja velocidad utilizando la energía almacenada en su pequeña batería, pero tienen un funcionamiento algo peculiar, más que nada, porque su sonido mecánico no se corresponde con la prestación demandada.

Con precios desde 38.300 euros, no nos parece nada disparatado poder adquirir uno de los sistemas de propulsión más sofisticado y singulares del mercado, pero si nos ceñimos a ventajas, al final cuesta amortizar su diferencia en consumo respecto a cualquier de los dos DiG-T, motores que son los que verdaderamente están tirando de las ventas: cualquier de ellos hace del Nissan Qashqai un coche verdaderamente redondo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

SÍGUENOS

2,597FansMe gusta
865SeguidoresSeguir
2,310SuscriptoresSuscribirte

ÚLTIMOS ARTÍCULOS