martes, 23, julio

¿Qué superventas me compro? MG ZS frente a Seat Arona

Son dos de los SUV preferidos por el cliente español, superventas que ofrecen la tipología de carrocería más demandada y coches que se miran de reojo para ajustar la oferta comercial. Al imparable éxito de MG en general y del MG ZS en particular, que lleva meses consolidándose como el modelo más vendido en nuestro mercado, Seat ha tenido que reaccionar con una política comercial muy agresiva poniendo toda la carne en el asador: su motor más equilibrado y su acabado más exitoso, que en el momento de cerrar este artículo tiene una promoción de 3.000 euros.

De este modo, puedes comprar un Seat Arona 1.0 TSi con caja de cambios manual y nuevo acabado FR XM por 24.480 euros, pero tienes opciones más asequibles. Aún así, MG dispara con balas reales, y de gran calibre. Más coche, por un precio todavía inferior si nos ceñimos al motor más comparable al del Seat Arona, que en este caso seria el 1.0 T-GDi de 111 CV.

¿Qué Seat Arona no te recomendamos y cuál sí?

Desde la renovación del Arona, se han ido simplificando los motores, aunque a cambio, sigue ofreciendo diferentes alternativas de acabado y estilo para que puedas configurar un Seat Arona según tus preferencias. Desaparecidas las versiones de gas natural, si algo tiene en contra el coche español es que no ofrece ninguna versión ECO, ni mucho menos, CERO. Si no es un hándicap a la hora de decantarse por él, toca elegir motor de los tres que ofrece la gama. Y aquí, no hay color si buscas un punto de equilibrio: no te recomendamos el 1.0 TSi de 95 CV porque puede quedarse un poco corto.

El 1.5 EcoTSi, aunque va de cine, con sus 150 CV mete al Ibiza en otra dimensión prestacional siendo un coche menos popular, también por precio, además de uso también será mayor al gastar más combustible, aunque precisamente, es la mejor característica que tiene este motor que, por cierto, solo se puede pedir con cambio automático. Pondríamos foco en el 1.0 TSi de 110 CV: puedes elegirlo con los acabados clásicos o más urbanos o X-Perience de aspecto más crossover, pero todos ellos con nuevos “sufijos” XM, XL, XS o XXL que amplían el equipamiento y la oferta comercial desde que el MG ZS le va pisando los talones.

Lo mejor es que eches un ojo en la web comercial y compares entre la gran cantidad de posibilidades de acabado que ahora ofrece. Al cierre de este artículo, el Seat Arona ocupa la segunda posición global del ranking de ventas, mientras que el MG ZS ya ocupa el octavo lugar… y subiendo. Se sigue escapando el Dacia Sandero, líder absoluto de ventas. El Seat Arona 1.0 TSi de 110 CV y caja manual más barato que puedes conseguir en estos momentos está en 20.770 euros con el acabado Style XM. Toma nota.

¿Qué MG ZS no te recomendamos y cuál sí?

El crossover urbano de la marca china juega con cierta ventaja. Ofrece versiones de gasolina, en concreto, un par de motorizaciones, pero también eléctricas, concretamente, otro par. Una eventual ventaja para muchos es que tiene una gama más simple: un acabado “básico”, pero para nada modesto en cuanto a equipamiento, el Comfort, y un alto de gama, el Luxury. Pero lo que toca es descartar motores. Si sigues nuestras recomendaciones, creemos que el motor 1.5 VTi-tech es el menos recomendable. Es un propulsor de gasolina de 106 CV atmosférico no muy moderado en consumo y que además tiene una respuesta bastante pobre a bajas vueltas. Por tanto, en gasolina, el motor más interesante es el 1.0 T-GDi. El acabado Luxury es el único que te permitirá configurarlo con la caja manual —no te recomendamos el automático—, y cuesta con este motor y acabado 21.190 euros. Salvo nuevas ofertas comerciales ya en el concesionario de cada marca, el precio de partida de cada uno de estos modelos, con las motorizaciones elegidas, cae, por tanto, a favor del Arona de Seat.

Además de estas dos versiones de combustión, MG se desmarca con otros dos eléctricos citados que se distinguen por el nivel de potencia y la capacidad de batería, pero que ambos también destacan por ser de los eléctricos más asequibles de su categoría. Con 177 CV y batería de 50,3 kWh (320 km de autonomía), cuesta desde 32.480 euros. Con 156 CV y baterías de 70 kWh (440 km de autonomía), el precio se sitúa en los 36.980 euros.

MG ZS 1.0 T-GDi 111 CV Luxury vs Seat Arona 1.0 TSi 110 CV Style XM

Con el acabado Luxury del MG ZS te puedes despreocupar al completo ya que no tienes prácticamente ninguna opción extra que puedas montar. Viene mucho más completo que el Arona Style XM, incluye de serie más elementos de seguridad, cuadro digital y pantalla en formato de 10,1 pulgada en este caso, cuando en el caso de Seat, por ejemplo, tienes que añadir el Digital Cockpit de 10 pulgadas o el sistema de infoentretenimiento de 9,2 pulgadas, la mayor de las dos que puede montar el Arona, como elementos opcionales. También la llanta es mayor en el caso del MG ZS, de 17 pulgadas en lugar de 16 e incluso la tapicería del SUV chino viene acabada en un más que agradable tapizado que imita piel. Por tanto, el valor añadido que ofrece el MG ZS en equipamiento extra, en el caso de comparar estos dos niveles de acabado, es superior a la diferencia de precio que existe, o dicho de otro modo, si quieres un Seat Arona 1.0 TSi de 110 CV con cambio manual que venga tan bien equipado con el MG ZS 1.0 T-GDi en acabado Luxury, tendrás que gastarte más dinero. Y es que, aún con la reciente ofensiva comercial de Seat, a MG es difícil ganarle la partida en relación valor y precio.

Si toca seguir repartiendo puntos, Seat gana la partida en calidad de ejecución. Es un coche más sólido, está mejor rematado y los materiales tienen, por norma general, mejor tacto, pero eso no quiere decir que el MG ZS sea un coche de aspecto pobre o muy modesto. Todo lo contrario, además de un diseño muy fresco, cuenta con materiales que no desdicen en absoluto ni dan la sensación de ser un coche barato con estándares de calidad chino. Bien, también, por MG en ese sentido, porque además, la marca ha cuidado también el tacto general de mandos, el funcionamiento de la dirección, pedales, cambio, etc. Un automóvil, lo dicho, que para nada parece modesto.

Una de las mayores diferencias llega a la hora de analizar su habitabilidad, aunque para contextualizar debidamente este aspecto, hay que señalar que el MG ZS es un coche ligeramente mayor. Frente a los 4,14 m del Seat Arona, el SUV de origen chino alcanza los 4,23 m de largo, siendo también algo más ancho y alto. Más volumen de carrocería que se traduce en peor aerodinámica —sin embargo, es un coche tan silencioso o más que el Arona— o mayor peso. Comparando las versiones de motor y acabado por las que nos hemos decantado como las más recomendables de cada gama, el MG ZS pesa 1.259 kg frente a los 1.193 kg del Arona. Una diferencia no muy grande si tenemos en cuenta el diferente tamaño de cada coche. Y ese es, precisamente, el detalle que da otro tanto a favor del MG: es un coche más habitable y de orientación claramente más familiar.

Es cierto que el Seat Arona siempre ha destacado por ser un coche bien aprovechado, pero el MG ZS ofrece mejor acceso a las plazas posteriores, más cota de anchura, más altura libre y también más espacio para las piernas. Y por si fuera poco, también más capacidad de maletero: si con 400 litros, el Seat Arona ofrece una capacidad excepcional para su tamaño, el MG ZS añade 48 valiosos litros más.

Comportamiento y motor, eso sí, los gana Seat. En el primer caso, por goleada. No es tanto la efectividad o la seguridad en el comportamiento lo que distingue claramente al Seat Arona del MG ZS, sino la calidad de rodadura o el brusco funcionamiento de la suspensión posterior de este coche chino. Si hay ahorro, aquí es donde más se nota. Si bien, no quiere decir que el MG sea un coche para nada inseguro o impreciso, pero es tal vez el aspecto en el que MG sigue más alejada de los buenos coches europeos en esta categoría en concreto.

En el caso del motor, es cierto que el 1.0 TSi del Arona no es mejor entre los que tienen más o menos la misma potencia, pero sí preferible al 1.0 T-GDi de MG por consumo. Del de Seat no nos gusta, por ejemplo, la poca fuerza que tiene a bajo régimen, o que para gastar poco tienes que conducir con mucha suavidad, pero es que, en el caso del 1.0 T-GDi, también de tres cilindros, con inyección directa y turbo, estas impresiones se amplifican un poco más. Con ninguno de los coches tendrás sensaciones de que falte potencia o capacidad de respuestas, pero para conseguirlo, tendrás que prestar un mínimo de atención en la conducción y utilizar debidamente el cambio de marchas. Según datos oficiales, el Arona es algo más rápido en cubrir el 0-100 km/h y logra una velocidad máxima mayor. También el consumo es inferior: 5,2 l/100 km en ciclo medio WLTP, frente a los 6,6 l/100 km del MG ZS 1.0 T-GDi, aunque a cambio, ofrece una capacidad de depósito algo mayor.

¿Tanteo final?

Dependerá de tus preferencias. El MG ZS es más práctico, no tiene ningún aspecto realmente crítico y ofrece una relación precio/producto mejor. Es una compra muy racional. El Seat Arona es “más coche” en cuanto a calidades o cualidades mecánicas y la hora de decidir la compra, puede que sea finalmente el corazón el que decline la balanza a su favor. ¿Y tú, cuál te comprarías? Deja un comentario con tus preferencias. 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

SÍGUENOS

2,597FansMe gusta
865SeguidoresSeguir
2,310SuscriptoresSuscribirte

ÚLTIMOS ARTÍCULOS