jueves, 13, junio

Skoda Scala, todos los precios de la nueva gama 2024

Un gran desconocido para muchos, aunque el Skoda Scala era una navaja suiza en potencia, un compacto que hábilmente Skoda ha sabido desarrollar a partir de coches más pequeños de la marca, siendo capaz de ofrecer mucho por muy poco. Técnicamente y para entendernos, el Scala es un coche que, por dimensiones o amplitud interior, podría estar compitiendo con un Seat León, aunque está desarrollado sobre un Ibiza o un Fabia, modelos que emplean la arquitectura de acceso a vehículos térmicos en el grupo.

Tercera actualización, y a la cima

Es la tercera renovación ya del Skoda Scala, siempre con cambios menores buscando ser un modelo más de la marca orientado a compra inteligente. Los cambios de la nueva gama 2024 son sutiles en algunos apartados; en otros, sin embargo, son mucho más importantes de lo que se podría apreciar. El refresco en la imagen exterior llega a través de nuevos paragolpes, parrilla rediseñada y faros delanteros, cuya novedad es que pueden ser de tipo matricial, denominados por la marca Top Led Matrix y equipados de serie en el acabado Monte Carlo, acabado que está disponible con los dos motores más potentes y que, además de un aspecto visual más deportivo, también tiene mejoras de chasis que consiguen un comportamiento más deportivo.

Siguiendo con los cambios estéticos, el Skoda Scala ha modificado la distribución interna de los grupos ópticos traseros, aunque no el diseño de los faros. Al mismo tiempo, atrás estrena nuevas tipografías para el nombre del modelo. Y es justo desde aquí donde se accede a uno de los mejores valores añadidos que tiene este modelo dentro de la categoría de coches compactos: su generoso maletero de 467 litros. Amplitud que tiene continuidad en las plazas traseras gracias a centímetros bien aprovechados en sentido longitudinal, sin carencias en altura y con más que correcta cota en anchura.

En el punto de conducción hay mínimas modificaciones estéticas o técnicas, aunque sí vamos a encontrar algún guarnecido de nueva factura, molduras con algún cambio y, eso sí, más botones físicos que antes destinados a la climatización. La digitalización sigue siendo doble, en cuestión de pantalla y oferta. El cuadro de instrumentos básico es de 8 pulgadas, mientras que el sistema multimedia de serie tiene una pantalla táctil de 8,25 pulgadas, mientras que la combinación de pantallas de mayor calidad serían de 10,25 pulgadas para el cuadro de relojes y de 9,2 pulgadas, con sistema de navegación integrado, como soporte de infoentretenimiento.

Nuevas motorizaciones Euro 7

El Skoda Scala siempre ha sido un coche que ha destacado por su comportamiento muy noble y confort muy elevado. Se parece al Fabia en el primer punto, pero le supera claramente en el segundo. Además, una de las características que va a seguir manteniendo el Skoda Scala es la de poder elegir una amortiguación orientada para quien habitualmente frecuenta carreteras en mal estado. De hecho, es así como se denomina esta alternativa a la suspensión de serie y que eleva la carrocería del suelo en 15 mm. Adicionalmente, puede disponer de otra de orientación deportiva denominada Sport Chasis Control, la cual cuenta con amortiguadores de dureza variable y en dos posiciones.

La gama ofrece cuatro diferentes acabados: Essence, Selection, Design y Monte Carlo, este último con una decoración específica y elementos distintivos en el interior. Los motores son, aparentemente, los mismos que antes, pero tienen modificaciones para cumplir ya Euro 7. El motor básico es el 1.0 TSi de 95 CV disponible exclusivamente con cambio manual. Con él, el Skoda Scala anuncia un consumo medio de 5,3 l/100 km o una aceleración de 0 a 100 km/h de 10,9 segundos.

El 1.0 TSi de 116 CV se puede combinar tanto con la caja de cambios de 6 velocidades como la DSG de doble embrague y 7 marchas. En este caso, el consumo es exactamente el mismo que el de la versión menos potente y aunque solo rebaja en dos décimas el registro de aceleración, su potencia y par extra serán de gran valor para quien viaje frecuentemente con el coche cargado o lo haga por carreteras con trazado muy exigente.

El motor 1.5 TSi de 150 CV corona la gama, el único de cuatro cilindros o con tecnología de desconexión de cilindros para ahorrar alguna décima extra de carburante cuando las condiciones de circulación son apropiadas. Es, con diferencia, un motor que hace que el Scala sea mucho más rápido y más refinado, aunque el consumo medio se eleva en este caso hasta los 5,8 l/100 km.

Salvo próximas ofertas, a día de hoy el Scala no es un coche tan accesible como lo fue en versiones anteriores. Rivales como el Kia Ceed 1.0 TGDi/100 CV, Hyundai i30 1.5 DPI/110, Citroën C4 y Peugeot 308 con el motor PureTech/130 en ambos casos, Opel Astra 1.2T/110 o incluso el Toyota Corolla 140H ofrecen precios de acceso inferiores. A continuación, tienes los nuevos precios de la gama.

  • Skoda Scala 1.0 TSi/95 Essence – 25.500 euros
  • Skoda Scala 1.0 TSi/95 Selection – 27.000 euros
  • Skoda Scala 1.0 TSi/116 Selection – 29.000 euros
  • Skoda Scala 1.0 TSi/116 Design – 30.000 euros
  • Skoda Scala 1.0 TSi/116 Selection DSG – 30.800 euros
  • Skoda Scala 1.0 TSi/116 Design DSG – 31.800 euros
  • Skoda Scala 1.0 TSi/116 Monte Carlo DSG – 33.000 euros
  • Skoda Scala 1.5 TSi/150 Selection – 30.000 euros
  • Skoda Scala 1.5 TSi/150 Design – 31.000 euros
  • Skoda Scala 1.5 TSi/150 Selection DSG – 31.800 euros
  • Skoda Scala 1.5 TSi/150 Monte Carlo – 32.200 euros
  • Skoda Scala 1.5 TSi/150 Design DSG – 32.800 euros
  • Skoda Scala 1.5 TSi/150 Monte Carlo DSG – 34.000 euros

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

SÍGUENOS

2,597FansMe gusta
865SeguidoresSeguir
2,310SuscriptoresSuscribirte

ÚLTIMOS ARTÍCULOS