jueves, 13, junio

Es más que probable que uno de estos dos modelos sea tu primer coche

Seguro que mientras vas superando test para aprobar el carné de conducir, estás haciendo ya la quiniela para encontrar tu futuro coche. Y hay una alta probabilidad de que sea uno de estos dos: un Citroën C3 o un Dacia Sandero. Lo intuimos por varias razones. Una, porque han sido dos de los coches más vendidos este mes (el Sandero, liderando con ventaja el acumulado del año). Porque son también dos de los utilitarios más económicos. Y porque, si cubren tus necesidades de espacio y habitabilidad, también son coches que valen para todo, y no solo para utilizar en la ciudad o extrarradio.

Puede que los haya mejores, pero también más caros, así que considéralo un acierto pleno si entre tus prioridades está el ahorro en la compra e incluso en el uso, ya que también son coches bastante eficientes siempre que elijas el motor adecuado a la utilización que vayas a darle y tengas en cuenta nuestros consejos para evitar las motorizaciones que más guerra te puedan dar en un futuro, porque eso también es comprar con cabeza.

Citroën C3 frente a Dacia Sandero: expectativas vs realidad

Citroën ha anunciado un nuevo C3, de momento, eléctrico y con un precio de salida desde más de 23.000 euros. Tendrá un diseño mucho más moderno que el actual, pero también hay una alta probabilidad de que, como primer coche, estés buscando una motorización más polivalente, así que el modelo actual sigue siendo una opción de lo más interesante. Además, no esperamos que el nuevo Citroën C3 mejore la buena calidad y confort general que tiene el modelo actualmente a la venta. A priori, parece superior al Dacia Duster, y en realidad, está un punto por encima en terminación del habitáculo, en la calidad de sus materiales, asientos. También en comportamiento dinámico, aislamiento del habitáculo o calidad de rodadura, aunque no hay que quitarle ningún mérito al modelo de Dacia. Si acaso, el aspecto de sus materiales no es tan aparente ya que en su mayoría emplea plásticos sólidos en su interior, el tacto general de sus mandos no es tan suave como el del modelo de Citroën y, en líneas generales, no parece un coche tan “pintón”, aunque tiene otras ventajas, y la principal es un precio por el que nadie puede darte tanto a cambio de tan poco.

Tras la renovada imagen de su última generación y la llegada de la nueva plataforma, la que a partir de ahora también empezará a usar el Dacia Duster, el Sandero no tiene ningún déficit en seguridad, ya sea por comportamiento dinámico o ayudas a la conducción. Pero aún así, el Citroën C3 nos parece un coche con pisada más aplomada, mejor tacto de dirección, mejor tacto y funcionamiento de su suspensión y algo más de refinamiento general.

Es un coche algo más pequeño que el Dacia Sandero (3,99 m para el Citroën C3 por 4,08 m para el Sandero), algo más manejable en ciudad porque, por ejemplo, su dirección funciona con más suavidad a baja velocidad, y además, su carrocería dispone de protecciones que dan personalidad a su estética y evitarán más que un roce típico en uso urbano. Sin embargo, el Dacia Sandero tiene la ventaja de ofrecer un interior algo más ancho en las plazas posteriores y un maletero algo mayor, aunque son dos de los mejores coches en este sentido. El precio de partida es de 15.615 euros en el caso del Citroën C3 con el motor PureTech de 83 CV y de 13.190 euros en el del Sandero con el TCE de 90 CV, aunque en el caso del utilitario de Citroën es una motorización que no te recomendamos si tienes intención de usar el coche más que ocasionalmente fuera de la ciudad.

Qué motores del Citroën C3 no te recomendamos y cuáles sí

Actualmente, todas las motorizaciones del Citroën C3 tienen Etiqueta C de la DGT y una de las ventajas que tiene este modelo frente a muchos rivales es que aún mantiene el Diésel en su catálogo. Como te hemos comentado, descartaríamos el motor más modesto, el PureTech de 83 CV porque puedes correr el riesgo de que se te quede demasiado corto si tienes pensado viajar (recuerda que la potencia también es seguridad) o porque si lo haces, sus consumos van a dispararse en comparación con la economía de uso que podrías conseguir en utilización urbana donde circulas con el motor más “relajado”. Eso sí, las motorizaciones superiores tienen un precio mucho más alto que el más caro de los Dacia Sandero que puedas comprar, aunque añadas todo el equipamiento opcional. Las dos opciones disponibles que quedan en la gama se repartirían los puntos por igual en cuanto a ventajas, eficiencia, tacto de conducción, etc.

El PureTech de 110 CV emplea el motor 1.2 tricilíndrico con el que tendrás que llevar un mantenimiento exquisito si no quieres que su distribución por correa húmeda te acabe dando quebraderos de cabeza en un futuro, así que no deberías olvidarte de sus cambios de aceite programados al milímetro, utilizar aceite de calidad e incluso, adelantar el cambio de correa algunos miles de kilómetros antes de lo que la marca recomienda. Ahí acaban en realidad sus inconvenientes. O empiezan a la hora de descartar uno de los dos modelos, ya que en su versión de acabado Max, la más barata con el motor 1.2 PureTech de 110 CV cuesta 18.095 euros, 20.555 euros en el caso de la variante con cambio automático EAT6, con consumos de 5,3 y 5,9 l/100 km respectivamente.

Un Citroën C3 BlueHDi con 102 CV cuesta 17.820 euros en acabado YOU!, 18.365 euros en Plus y 19.465 euros en MAX, son precios más competitivos que la versión de gasolina, pero la ventaja fundamental es que gasta claramente menos e incluso es más suave que él aunque tenga menos potencia. La marca anuncia 4,5 l/100 km, aunque tampoco puedes perder de vista ciertos elementos de su mantenimiento: Adblue al día añadiendo un buen anticristalizante y si utilizas mucho el coche en ciudad, tener también tener la precaución de salir ocasionalmente a carretera para liberarse de “impurezas” almacenadas en escape y sus filtros. Tú decides entre gasolina o Diésel en este caso.

Qué motores del Dacia Sandero no te recomendamos y cuáles sí.

Aquí es mucho más fácil. A diferencia del Citroën C3, el motor básico del Dacia Sandero, el TCE de 90 CV cumple con buena nota, pero dada la escasa diferencia con el motor superior y las ventajas que te proporciona, no te lo pienses dos veces. Te lo resumimos. El TCE 90 se vende en acabado Essential por 13.190 euros y en Expression, con un equipamiento en el que no echas nada importante en falta, por 14.040 euros. No es un motor tan modesto como el PureTech de 83 CV de su rival, pero es que dada la escasa diferencia de precio con el ECO-G, no te lo deberías pensar dos veces. El ECO tiene más potencia, 101 CV y por tanto vas a disponer de una reserva de potencia extra para adelantar con mayor seguridad o viajar con el motor más desahogado.

Y lo mejor de todo es que, gracias a que es un motor flexifuel que utiliza indistintamente GLP o gasolina, tiene etiqueta ECO de la DGT y emplea un combustible muy barato disponible prácticamente en cualquier rincón de nuestro país. Gracias a su depósito de 22,6 kg de GLP y 50 litros de gasolina, su autonomía es superior a la de cualquier Diésel si necesitaras agotar sus dos depósitos, aunque poco sentido tendría pudiendo utilizar GLP logrando la misma respuesta y tacto mecánico que cuando utilizas gasolina. Aunque el consumo en l/100 km es algo mayor utilizando gas, la diferencia en coste de uso debido al precio del combustible es incluso más ventajoso que en el caso del Citroën C3 BlueHDi.

Conclusión: Dacia Sandero con la cabeza, Citroën C3 con el corazón

¿Lo tienes claro o aún no? El Dacia Sandero es una “herramienta” perfecta si eliges la versión ECO-G. No faltan prestaciones y su motor es muy agradable, gasta poco, tiene las ventajas de uso de la pegatina ECO y es un vehículo bastante espacioso. No es un coche perfecto, pero no le puedes pedir más por lo que cuesta. Con el Citroën C3 accedes a un coche no solo más aparente, sino de mayor calidad real que ofrece un confort claramente superior y un comportamiento más preciso, pero si nuestro presupuesto solo nos llega para adquirir la versión básica y tenemos claro que no solo vamos a utilizar el coche en la ciudad, te recomendaríamos dirigir la mirada a su rival.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

SÍGUENOS

2,597FansMe gusta
865SeguidoresSeguir
2,310SuscriptoresSuscribirte

ÚLTIMOS ARTÍCULOS