martes, 23, julio

BMW vuelve a sacar el mazo y lanza el mejor X3 de la historia

El año 2024 va a ser histórico para los amantes de la marca, porque BMW está y sigue imparable. En los últimos meses ha renovado el BMW Serie 5, el Serie 2 Coupé, M2, X2, Serie 1, Serie 3 o M3 y ahora le toca el turno a uno de los “best seller”, el BMW X3. Es indudablemente que esta cuarta generación, codificada como G45 dentro de la marca, incorpora abundantes evoluciones que le hacen ser mejor coche, aunque también parece que a los más afines a la marca no les acaba de convencer del todo el nuevo diseño.

En vivo, os aseguramos que mejora mucho. Ahora tiene rasgos del barroco BMW iX y también dimensiones que lo acercan al X5. Ha crecido 3,4 cm de longitud para fijar en 4,76 su tamaño exterior, mide 1,92 m de anchura, es decir, 2,9 cm más, aunque es 2,5 cm más bajo y su techo está a ahora a 1,66 m del suelo.

Aunque la arquitectura sigue siendo la misma, la CLAR de tipo multienergía que también utilizan Serie 3 o Serie 5 entre otros, BMW la ha modificado profundamente y ha trabajado sobre el chasis tanto como en los propulsores o el equipamiento de confort o seguridad ahora disponible.

Todos electrificados y todos, de momento, xDrive

De una u otra manera, todos los motores de la gama BMW X3 disponen de algún tipo de electrificación. Por ahora, el único híbrido enchufable es el 30e xDrive,  con una potencia de 299 CV y baterías de 19,7 kWh con las que homologa hasta 90 km en modo completamente eléctrico. Es la misma capacidad que tienen las de los nuevos Tiguan eHybrid, pero con la ventaja de que el SUV de VW supera holgadamente los 100 km de autonomía y, además, ofrece carga en corriente continua de serie, a 50 kW, además de disponer de un cargador embargado de corriente alterna y hasta 11 kW, la misma que admite este BMW X3. La marca anuncia un consumo medio de 0,9 l/100 km en ciclo WLTP.

El motor térmico es el mismo dos litros de cuatro cilindros que emplea el 20 xDrive, con 208 CV y, al igual que el resto de motorizaciones que describiremos a continuación, con sistema microhíbrido de 48 V mediante un motor que puede proporcionar, en este caso, 18 CV de apoyo a unidad térmica. El consumo de esta versión es de 6,9 l/100 km.

Hay una versión adicional de gasolina, la única que por ahora utiliza un motor de seis cilindros en línea. Denominada M50 xDrive, se corona por el momento con la opción más deportiva, incluyendo modificaciones específicas de chasis. Rinde 398 CV contabilizando los 18 CV adicionales de la unidad microhíbrida, anuncia una aceleración de 0 a 100 km/h en 4,6 segundos y un consumo medio de 7,7 l/100 km, cifra que no está nada mal para la potencia que tiene, las prestaciones que desarrolla y la efectividad que se presupone de su chasis, como veremos más adelante.

La segunda alternativa con bloque de seis cilindros llegará algo más tarde y será un Diésel. De momento, la única alternativa disponible con ese tipo de combustible es 20d xDrive equipado con el 2.0 litros de cuatro cilindros con 197 CV, también con sistema microhíbrido, pero en este caso con un motor que aporta algo menos de potencia y par que en los casos anteriores: 11 CV y 25 Nm. BMW demuestra que este motor sigue en plena forma, firmando consumos de 5,8 l/100 km, que no están nada mal para un coche que anuncia un peso de 1.965 kg. Todos los motores utilizan caja de cambios automática de 8 velocidades con convertidor de par. 

Más cómodo, más efectivo y más seguro

BMW ha modificado ciertos elementos del chasis para hacer que el BMW X3 sea un SUV más confortable pero que a la vez responda de forma más directa a las órdenes solicitadas por el conductor. Por ejemplo, ha cambiado las estabilizadoras pasando a usar unas de menor grosos, pero a cambio utiliza uniones elásticas con el chasis que son más rígidas. La dirección tiene más efecto autocentrado que antes y los amortiguadores utilizan nuevas válvulas que tienen un control más preciso del paso de aceite a través de ellas.

Opcionalmente, todas las motorizaciones pueden disponer de una amortiguación variable, también mejorada. Tanto las vías delanteras como las traseras cuentan con mayor anchura, en concreto, 16 mm adicionales en el eje delantero y 43 mm en el tren posterior.
Los avances van más un paso más allá en la versión M50 xDrive, buscando más deportividad y emociones de conducción superiores. En este caso, se han aplicado refuerzos al chasis, las estabilizadoras son más gruesas, la amortiguación es más rígida, el eje delantero dispone de más caída negativa para hacerlo más agresivo e inmediato en curva y el eje posterior dispone de serie de un diferencial autoblocante de deslizamiento limitado.

El interior presenta cambios igual o más de abundantes que el exterior. Está acabado con mucho esmero, ofrece mucho espacio y dispone de un diseño de salpicadero más limpio dando protagonismo a sus sistema BMW Curved Display: como es habitual en la marca, cuadro de relojes y pantalla multimedia se unifican una pantalla panorámica de gran tamaño, con no demasiadas posibilidades de configuración en el primer caso pero sí numerosas funciones y menús en el segundo que sólo el tiempo y el uso permitirán que puedas dominar, aunque es un sistema que se maneja de forma bastante intuitiva.

El maletero ha aumentado en 20 litros y con la excepción del híbrido enchufable, cubica ahora 570 litros, 110 litros menos en el caso del 30e xDrive debido al espacio que roba la batería bajo el piso. Todas las versiones cuentan con portón eléctrico automático. Los precios de la nueva gama parten desde los 63.100 euros. 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

SÍGUENOS

2,597FansMe gusta
865SeguidoresSeguir
2,310SuscriptoresSuscribirte

ÚLTIMOS ARTÍCULOS