viernes, 23, febrero

Donde dije eléctrico, digo Diésel: Citroën da marcha atrás

Si el coche eléctrico no acaba de ponerse las pilas, en gamas de vehículos profesionales, comerciales o de aventura, la cosa está todavía peor, sobre en el caso de vehículos destinados a familias medias que necesitan comprar un coche de trabajo o un vehículo que valga para todo con el que combinar ocio y negocio.

Citroën, incluso pudiendo ver el vaso medio lleno, vuelve a montar la motorización Diésel en su Berlingo, un líder que empezaba a resentirse al ofrecer sólo una muy limitada versión eléctrica. Con una gama de productos lo suficientemente variada, el Berlingo no ha sido el causante de que la marca cayera un 2,2% en ventas el pasado año en un ejercicio en el que las matriculaciones aumentaron un 16,7%, pero grano a grano, todo suma.

 

Pese a ello, Citroën logró mantener una meritoria sexta plaza en ventas globales, la tercera en vehículo eléctricos, gracia a los ë-C4 y ë-C4X con precios muy competitivos, y la primera en comerciales ligeros gracia a la siempre buena tendencia del Berlingo. Pero en 2024 ha llegado de corregir el tiro, pese a que en Stellantis se sigue teniendo fe ciega en la electrificación de carga a futuro.

Las novedades en la gama Citroën Berlingo 2024 se cuentan en realidad por partida triple, y es que, además del motor Diésel, el Berlingo también ha experimentado un cambio en su versión eléctrica ha modificado el estilo exterior e interior del coche, añadiendo también nuevas tecnologías.

Vuelve el 1.5 BlueHDi con 100 o 130 CV

Lo esperado, el regreso del Diésel es noticias por sí misma, pero no novedad en cuanto a tecnología de propulsión. Citroën tira de banco de órganos y recurre al motor 1.5 BlueHDi, conocidísimo en la marca, con cuatro cilindros, dos versiones de potencia y dos posibles cajas de cambios. Se puede optar por tanto a un Citroën Berlingo 2024 BlueHDi de 100 o 130 CV con caja de cambios manual o automática de convertidor de 8 velocidades, una combinación que garantizará buen nivel dinámico, consumo muy contenido y lo que es más importante, libertad total de uso.

Citroën, de momento, se ha reservado todos los datos de prestaciones o consumo de esta renovada versión a la que poco le afectarán esos cambios en términos de prestaciones o eficiencia. Como hemos dicho, es un movimiento que Citroën ha realizado paralelamente a Peugeot con el Rifter, aunque en ambos casos, estas versiones Diésel se fabricarán por tiradas durante tiempos muy concretos, así que es posible que haya periodos en los que el Berligo no esté disponible con el motor Diésel. Seguro que todo lo acabará poniendo en su sitio la ley de oferta y demanda, en función de la aceptación que pueda ir teniendo la renovada versión de eléctrica.

Nueva batería y más autonomía para el Citroën ë-Berlingo

Los 283 km de autonomía de la anterior ë-Berlingo son demasiado pocos para un vehículo con tanta utilidad, tal capacidad de carga y recorrido. La cosa pintará algo mejor a partir de la renovación de la gama 2024 en la que se aprovechado para desechar la batería de iones de litio de 46 kWh que utilizaba hasta ahora y montar una nueva de iones de litio-hierrofosfato (LFP) con una capacidad de 50 kWh.

La autonomía del nuevo ë-Berlingo aumenta hasta los 354 Km, una cifra que empieza a ser algo más razonable y que en ciudad incluso se podría estirar algo más. La potencia de carga se mantiene en los 100 kW potencia continua, pudiendo recargar el 80% de la batería en apenas media hora. En corriente alterna, la carga de serie es hasta 7,4 kW y hasta 11 kW de manera opcional. Citroën sigue utilizando el motor eléctrico de 136 CV de potencia. El consumo medio que anuncia la marca para este modelo, de momento en versión de batalla corta, es de 18 kWh cada 100 km.

Exterior actualizado con la nueva imagen de marca

Como todos los competidores, Citroën también ha apostado en darle al Berlingo un aspecto más de todocamino que de furgoneta, sin por ello restar funcionalidad y capacidad interior. De momento, sólo se ha anunciado y lanzado la versión de cinco pasajeros y carrocería de 4,4 m de longitud, aunque próximamente lo hará la variante de batalla larga, hasta siete asientos y 4,75 m. Los cambios principales se centran en el frontal estrenando faros de nuevo diseño que van en una posición más elevada, entradas de aire mayores y el logo con el nuevo diseño de la marca. También habrá una versión denominada Advanced Confort XTR de aspecto camperizado que contará con protecciones en los bajos.

En el interior Citroën ha introducido su programa Advanced Confort basado en aumentar la comodidad mediante asientos de nuevo diseño o materiales que aíslan más el habitáculo. Pero los cambios que están más a la vista es el estreno de una nueva pantalla multimedia de 10 pulgadas con navegación en tres dimensiones y conexión permanente a internet. La instrumentación también es digital mediante una pantalla con el mismo tamaño.

De momento, Citroën ha anunciado el precio ë-Berlingo Plus: 32.323 euros, una cifra que con total seguridad está por encima del que tendrán los Diésel.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

SÍGUENOS

2,597FansMe gusta
865SeguidoresSeguir
2,310SuscriptoresSuscribirte

ÚLTIMOS ARTÍCULOS