martes, 18, junio

Hyundai Santa Fe 2024, diseño rompedor y sólo electrificados

Nada menos que cinco generaciones contabiliza ya el Hyundai Santa Fe, el SUV grande con el que la marca quiere dejar huella a su paso. Como en ediciones anteriores (la actual es del año 2028, aunque fue actualizada en 2021), su renovación es paralela a su hermano de Kia, el Sorento, modelo para el que esta marca ha optado por un diseño más conservador. Si hay un primer coche, o incluso marca, que se nos viene a la cabeza al ver al nuevo Santa Fe, no es otro que el Discovery de Land Rover, por sus formas angulosas, sus proporciones y tamaño.

Comodidad absoluta para siete pasajeros

No en vano, el nuevo Hyundai Santa Fe ha optado por el diseño que mejor puede aprovechar el espacio y la capacidad interior: un cubo mágico proporcionado, aunque muy bien proporcionado por el reparto de elementos en su carrocería. Es ahora un coche alrededor de cinco centímetros mayor que antes, con una longitud total de 4,83 metros. Tiene 1,90 m de anchura, 1,72 m de alto y su batalla también ha aumentado considerablemente hasta los 2,82 metros.

El voladizo delantero es ahora más corto mientras que el trasero es más largo, reservando buen espacio para la tercera fila y, sobre todo, una enorme capacidad de carga: hasta 725 litros en configuración de 4 o de 5 asientos, es decir, solo con dos filas operativas. Y es que Hyundai no solo ha querido desarrollar un vehículo de transporte, sino también de ocio, con un interior que dé libertad total para viajar e incluso añadir complementos que te permitan hacer, ocasionalmente, vida dentro de él, como si se tratara de un pequeño camper.

El diseño general está caracterizado por un frontal y una zaga muy vertical. En sus dos extremos, los faros y grupos ópticos incorporan firma luminosa en forma de H, empleando también delante una tira de ledes que recorre el frontal de extremo a extremo. Destacan sus angulosos pasos de rueda (puede montar llantas de hasta 21 pulgadas), su elevada línea de cintura manteniendo una larga franja de cristales prácticamente en horizontal, así como grandes accesos laterales.

El Hyundai Santa Fe puede tener configuraciones de 6 o 7 siete pasajeros, disponiendo de asientos tipo relax en el primer caso. Las dos filas de asientos posteriores se pueden abatir en su totalidad dejando un enorme espacio de carga. Si la segunda fila cuenta con ya habituales regulaciones de inclinación de respaldo o desplazamiento en sentido longitudinal, la trasera, compuesta por dos butacas individuales, también dispone de regulación en hasta 10 grados de sus respaldos y accionamiento automático para ocultar cada uno de sus asientos. Hyundai promete, esta vez sí, que en la tercera fila podrán acceder más cómodamente ocupantes mucho más corpulentos que antes.

Influencia Ioniq en las plazas delanteras

En todo el habitáculo, Hyundai ha aumentado el empleo de materiales sostenibles, un gran porcentaje de ellos procedentes de reciclaje. El salpicadero tiene la disposición ya habitual en su nueva gama de modelos Ioniq. Destaca también la horizontalidad de elementos para conseguir aprovechar el espacio al máximo. El centro de operaciones está disponible por dos pantallas de 12,3 pulgadas que forman un elemento curvo orientado hacia el conductor, mientras que la zona inferior de la consola se añade una tercera pantalla adicional de 6,6 pulgadas para controlar la climatización y otros elementos fundamentales del vehículo.

La consola central que separa los asientos es enorme, tanto como para incorporar doble plataforma de carga o una guantera con gran capacidad interior que se prolonga hacia los asientos posteriores e incluso una bandeja de esterilización UV-C con la que podremos desinfectar los elementos que manipulamos con más frecuencia.

Solo híbrido e híbrido enchufable

El Hyundai Santa Fe se venderá en el mercado europeo con motorizaciones electrificadas. Es tal vez el apartado donde menos cambios vamos a encontrarnos, pero también donde menos falta hacía. Se mantiene, por tanto, la versión híbrida HEV y la híbrida enchufable PHEV, en ambos casos utilizando el motor 1.6 T-GDi, con 180 CV en el primer caso y 160 en el segundo. Combinando el rendimiento de las unidades eléctricas que lleva cada una de estas versiones, la potencia global del Hyundai Santa Fe HEV es de 230 CV y de 265 CV en el caso del PHEV.

Las baterías del híbrido enchufable tienen 14 kWh de capacidad y se pueden cargar a 3,3 kW de potencia, siendo tal vez el aspecto menos favorable de esta versión, que ya cuenta con competidores que anuncian hasta 100 km de autonomía eléctrica, rango que queda lejos de lo que va a conseguir el Santa Fe PHEV. Las dos motorizaciones están limitadas a 190 km/h. El HEV anuncia una aceleración de 0 a 100 km/h en 9,5 segundos, cuatro décimas menos para el Santa Fe híbrido enchufable. De momento, los consumos están pendientes de evaluación final. El nuevo Hyundai Santa Fe podrá contar con llave digital, actualizaciones inalámbricas Over The Air.

En cuanto a dispositivos de seguridad, Hyundai sigue apostando por equipar a sus coches de serie con una gran carga de elementos que faciliten la vida y hagan la conducción y uso más seguro. La alerta de ocupantes trasero mediante radar es uno de esos elementos. También un sistema que monitoriza constantemente la conducta y atención del conductor advirtiendo de síntomas de cansancio. El Hyundai Santa Fe llegará próximamente a los concesionarios de la marca, aunque los precios están aún por determinar

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

SÍGUENOS

2,597FansMe gusta
865SeguidoresSeguir
2,310SuscriptoresSuscribirte

ÚLTIMOS ARTÍCULOS