martes, 16, abril

BMW X2 2024: probablemente, el mejor SUV de su categoría

Al BMW X2 por fin le ha tocado seguir los mismos pasos que al ya renovado X1, el modelo del que deriva: cambios estéticos, nuevo escenario digital a bordo, mejoras mecánicas y la incorporación de la primera variante eléctrica en la gama. La principal diferencia con el BMW X1 salta a la vista, ya que es un coche de imagen más dinámica y deportiva.

Como es lógico, pierde capacidad en las plazas posteriores, especialmente en lo que se refiere a cota de altura, pero no todo son desventajas en sentido práctico. Por ejemplo, tiene algo más de maletero que él, en torno a diez litros más, ofreciendo según motorización un volumen que oscila entre los 515 y 560 litros. Es, además, una capacidad mayor a la de sus principales rivales en la categoría.

La otra gran ventaja del BMW X2 no sólo frente al X1, sino también en comparación con sus principales competidores es que es un coche con mejor tacto de conducción, siempre que se valore un comportamiento deportivo, aunque con menor comodidad para quienes deseen conducir o viajar de forma más tranquila.

Como siempre, motores de alto rendimiento

El diseño ha cambiado sustancialmente, siendo ahora un coche con un estilo coupé mucho más marcado y a su vez, con una carrocería de formas más angulosas. Es más pesado que el BMW X1, tiene también más anchura de vías, buscando tal vez esa superior prestación dinámica, pero también es un coche algo más eficiente aerodinámicamente hablando. Por ello, el iX2 eléctrico tiene incluso algo más de autonomía que el X1 equivalente, en concreto, unos 10 km más.

De cualquier manera, una de las características que pueden hacer que el X2, o por extensión, el X1, sea una SUV preferible a sus competidores es porque sus motores son extraordinarios por tacto, rendimiento y respuesta.

BMW no ha confirmado si el X2 tendrá o no versiones híbridas enchufables, pero la gama ofrece las suficientes alternativas para acertar con la compra. Entre motorizaciones térmicas, ofrece una doble pareja en gasolina y Diésel, pero con características bien diferentes entre ellos. El BMW X2 sDrive 18d es el Diésel menos potente y a su vez la motorización de acceso a la gama por potencia o precio. Tiene 150 CV y cuesta 45.600 euros, un precio más ventajoso que otros SUV Premium contra los que compite este modelo. Sólo puede ser de tracción delantera, no tiene ningún tipo de electrificación y anuncia un consumo medio de 5,1 l/100 km.

El otro Diésel de la gama es el xDrive 20d, un motor desarrollado sobre la misma familia que el anterior, tiene en este caso 163 CV pero con sistema de hibridación Mild Hybrid para disponer de etiqueta ECO de la DGT. Además, sólo se combina con la tracción total. Su precio, 49.200 euros y un consumo de 4,8 l/100 km, el mejor de la gama.

BMW X2 M35i, un lobo con piel de lobo

En gasolina hay dos alternativas totalmente extremas. El sDrive 20i es un motor de respuesta muy solvente pero de carácter algo tranquilo, aunque sus 170 CV brindan unas prestaciones más que notables. Tiene un precio de 49.200 euros y anuncia un consumo medio de 5,7 l/100 km, una cifra bastante baja gracia a la influencia de la microhibridación combinada con un bloque de pequeña cilindrada, 1.5 litros y sólo tres cilindros.

Por último, el M35i xDrive representa la versión más deportiva. Utiliza un motor de 2.0 litros, 4 cilindros y 300 CV sobre el que la marca ha hecho bastantes modificaciones. Funciona con ciclo Miller, se ha modificado la admisión o cámaras de combustión, árboles de levas o inyección. Además, dispone de un chasis específico con altura rebajada, amortiguación activa con diferentes regulaciones, una dirección algo más rápida o un autoblocante. Es un lobo con piel de lobo, porque BMW también se ha encargado de darle un aspecto mucho más deportivo, aunque sin llegar al nivel de los M de la marca, modelos que también están, dinámicamente o por nivel de potencia, a otro nivel. Esta versión tiene un precio de 71.800 euros. Todos los BMX X2 de combustión emplean una caja de cambios de doble embrague y siete relaciones.

El interior ha seguido la misma tendencia que los BMW de última generación. El diseño clásico de la marca deja paso a un salpicadero donde el elemento principal es la pantalla panorámica en la que se unifica el cuadro de relojes, de 10,25 pulgadas, y la pantalla táctil del sistema multimedia, de 10,7 pulgadas. En este sentido, el BMW X2 ha experimentado un avance respecto al X1 al utilizar un sistema operativo más moderno, el 9.0 en lugar del 8.0.

Dos versiones eléctricas con hasta 478 km de autonomía

Los primeros eléctrico de la gama BMW iX2 comparten, también, toda la tecnología presente actualmente en el BMW iX1. Hay dos versiones, con uno o dos motores, pero siempre con una misma batería de 64,5 kWh útiles. Es una capacidad relativamente baja para un coche eléctrico de nueva generación, aunque BMW se puede permitir el lujo de prescindir de más módulos de batería que perjudicarían el peso porque sus eléctricos consumen bastante poco; el BMW iX2 eléctrico no es la excepción.

La versión de tracción delantera se denominada iX2 eDrive20, tiene 204 CV, anuncia 15,3 kWh/100 de consumo medio y una autonomía de 478 km. Su precio, 50.500 euros, más bajo que el de otras alternativas de Audi o Mercedes. El más potente es el iX2 xDrive30, con un segundo motor en el eje posterior, 313 CV y una autonomía de 449 km. Su consumo es de 16,3 kWh/100 km y su precio, 58.000 euros.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

SÍGUENOS

2,597FansMe gusta
865SeguidoresSeguir
2,310SuscriptoresSuscribirte

ÚLTIMOS ARTÍCULOS