jueves, 13, junio

Dacia Jogger ECO-G, bueno, bonito y barato, en un mismo coche

Hay quienes buscan un coche con distintivo ECO por las ventajas de utilización que van a conseguir en las cada vez más restringidas ciudades con la finalidad de aprovechar las ventajas de uso que te puede aportar este distintivo de la DGT. Otros eligen coches con esta pegatina adosada en su cristal porque necesitan ajustar los costes de utilización, esperando mayores ventajas en consumo que otros vehículos con etiqueta C. Pero pocos pueden ofrecer no solo las dos ventajas a la vez, sino ser además un coche familiar en toda su extensión, que tenga un motor solvente y que además utilice uno de los combustibles con mejor relación coste/eficiencia, el gas GLP. Ese coche es el Dacia Jogger en su versión ECO-G. Lo puedes comprar con 5 o siete plazas, desde 18.340 euros en el primer caso en su acabado Essential y desde 20.750 euros con 7 plazas en acabado Expression. ¿Quién da más?


Dacia Jogger Eco-G, la excepción entre los ECO que cuestan hasta 20.000 euros.

La principal ventaja de este familiar con aspecto crossover es que es el coche que reúne más cualidades que ningún otro entre los que son los más baratos del mercado. Sí, es cierto que puedes encontrar un Fiat Panda 1.0 Hybrid desde 12.977 euros, pero con solo 69 CV, unas prestaciones muy limitadas, acabados muy espartanos y poca capacidad interior, lo mismo que le ocurre al Fiat 500 1.0 e-Hybrid derivado de él y con su mismo motor, por el cual tendríamos que pagar una cantidad aún mayor: desde 15.527 euros. Dacia y Renault son en realidad las dos marcas que ofrecen los vehículos con pegatina ECO más interesantes. En la primera encontramos también un interesantísimo Dacia Sandero con precios desde 13.790 euros, su versión Stepway, con una estética más desenfadada, desde 15.320 euros en este caso, o incluso un Duster, por 18.984 euros, en todos los casos, con el motor ECO-G que funciona igual de bien por ciento, en gasolina o gas GLP, combustible este último con el que obtienes los mayores beneficios.


Por su parte, en Renault puedes acceder a un Clio renovado que comparte con Dacia ese mismo motor y se convierte en la mejor opción si buscas más calidad que en los modelos de Dacia y un tacto de conducción también algo mejor y no quieres renunciar a poder viajar mínimamente cómodo por espacio y con algo de carga en el maletero. Entre la opción de coches de tamaño utilitario o urbanos, pero como hemos dicho, sin renunciar a poder viajar perfectamente, el Renault Clio TCE-100 GLP sería, indudablemente, la opción más interesante: tiene un precio desde 16.919 euros.

Para que puedas tener una ligera referencia de cómo está el mercado entre los ECO de precio menor, además de estos modelos que ya hemos citado, puedes encontrar los Suzuki Ignis y Swift Mild Hybrid de 83 CV (19.050 y 19.458 euros), un Mazda 2 Skyactiv-G 1.5 de 90 CV justo en la frontera de los 20.000 euros o ligeramente por encima, un Kia Rio 1.0 T-GDi de 101 CV, en este caso, con un precio de partida de 20.473 euros.


Dacia Jogger, no solo GLP, pero sí es la motorización más interesante.

Salta a la luz que Dacia en general y el Jogger en particular se han puesto las pilas. Su estética, sus mejorados acabados, la posibilidad de equipar más que lo imprescindible. Pero también a nivel mecánico. Y es que el Jogger se ha convertido también en el primer Dacia en equipar una versión híbrida en la gama. Es, como en el caso del motor ECO-G, también un motor que comparte con Renault o incluso Mitsubishi (es el mismo propulsor del Clio E-TECH Full Hybrid), convirtiéndose además en el Dacia Jogger más potente y avanzado de todos los tiempos. La ventaja de esa versión Hybrid es que puede consumir menos en ciudad que el ECO-G o que en carretera puede ofrecer unas prestaciones mejores, aunque los beneficios en su utilización son exactamente los mismas al compartir distintivo ECO y poder disponer en ambos casos de versiones de 5 y 7 plazas en la gama, pero en este caso, por un precio de entre 24.750 y 27.300 euros, considerablemente más que la versión que emplea GLP, con depósitos de 22,6 kg para este combustible y 50 litros en el caso de utilizar gasolina, y con el que podríamos hacer viajes de hasta 1.000 km sin repostar. Es muy difícil encontrar un coche más completo.

El Dacia Jogger es, también, el 7 plazas más competitivo del mercado.

El aspecto del Dacia Jogger ya no tiene que ver nada con el anterior Lodgy. Tampoco el interior. Además de la nueva imagen corporativa de la marca, visible en la calandra frontal, nuevo logo, etc., el Jogger tiene lo mejor de un modelo derivado de turismo y un familiar con aspecto crossover. Mide 4,54 m de longitud, así que se trata de un vehículo de dimensiones bastante contenidas para la capacidad interior que ofrece. El habitáculo cuenta con tejidos muy aparentes en el salpicadero, materiales sólidos que están bien ajustados, parecen duraderos y ya no dan esa sensación de materiales básicos y esperanzas de antes. El funcionamiento y tacto de sus mandos principales tienen ya solidez y precisión, aunque no esperes milagros de un coche que cuesta tan poco como él y ofrece tanto a cambio.

Las lagunas están más en el aislamiento del vehículo y la sonoridad de rodadura o carrocería a la hora de viajar o que su sistema de asientos en la tercera fila no es de tipo escamoteable, sino de asientos que se pueden plegar cuando no se utilizan o sacar del habitáculo, pero que no dejan una superficie totalmente plana y utilizable cuando los transportamos en el vehículo. Tampoco puedes esperar una comodidad y amplitud de cine en estas butacas de la tercera fila, siendo válidas para personas que no sean muy corpulentas, altas o que puedan acceder con facilidad. Con 7 asientos desplegados, la capacidad de maletero se reduce a 160 litros. Con la segunda fila levantada, la capacidad asciende hasta los 506 litros, mientras que las versiones con solo 5 plazas disponen de 607 litros. Abatiendo la segunda fila, el Dacia Jogger puede transportar hasta 1.819 litros de carga. También es poco probable, por no decir imposible, que encuentres un coche con una relación entre tamaño y capacidad interior mejor que el Dacia Jogger.


Más “fino” en gasolina, más ventajoso en GLP, pero con las mismas prestaciones en los dos casos.

El Dacia Jogger ECO-G equipa el motor 1.0 litros de 3 cilindros turboalimentado de versión y 101 CV de la versión de gasolina de la que deriva, con las modificaciones pertinentes para poder usar indistintamente ese combustible o gas licuado del petróleo, actualmente, el más barato entre los combustibles “tradicionales”. Es el conductor el que puede elegir qué combustible utilizar en cada caso a través de un botón ubicado en la zona inferior izquierda del salpicadero, aunque en caso de que se termine el combustible de uno de sus depósitos, el sistema automáticamente pasa a utilizar el combustible alternativo. Una característica que me parece ventajosa es que el Dacia Jogger ECO-G arranca en el mismo modo en el que hemos parado el coche o que tiene ordenadores de viajes que diferencian el consumo cuando empleamos gasolina o GLP.

Dacia solo proporciona el consumo oficial con el combustible más favorable, GLP en este caso, no por cantidad consumida por cada cien kilómetros, sino por coste de utilización. Según la marca, de 4,3 a 4,4 kg cada cien kilómetros, según versión. Sin embargo, el ordenador de viaje marca el consumo en l/100 km, lo cual también permite hacer una comparación más directa con el consumo que conseguimos cuando utilizamos gasolina. Conduciendo con normalidad, la media en gasolina puede estar entre 7,3 y 8 l/100 km. Con GLP, el consumo medio es normalmente mayor a 9 l/100 km e inferior a 11 l/100 km, mayor en valor absoluto, pero infinitamente más asequible en coste de uso debido al menor precio del GLP. Con estas cifras, están al alcance el millar de kilómetros sin necesidad de volver a repostar, aunque lo más ventajoso es que, siempre que puedas, utilices GLP.


La diferencia en prestaciones es insignificante sea cual sea el combustible que utilices. La marca anuncia una velocidad máxima de 175 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 12,5 segundos. Lo que sí puedes apreciar es cuando el motor está utilizando GLP el ralentí es algo más inestable y ocasionalmente puede dar pequeños tirones cuando circulamos a baja velocidad, o que la respuesta al acelerador no es tan inmediata como cuando emplea gasolina. Aunque las prestaciones son modestas, el Dacia Jogger ECO-G cuenta con una caja de 6 marchas de tacto bastante preciso, pero sobre todo, con marchas bien escalonadas y relaciones no muy largas que permiten aprovechar bien el par que dispone este motor, 170 Nm entre 2.000 y 3.500 rpm, siendo un propulsor más que solvente para viajar a ritmos tranquilos, aunque con el coche totalmente cargado sí deberás utilizar hábilmente el cambio de marchas. Sea como sea, entre las opciones de vehículos buenos, bonitos y baratos, el Dacia Jogger es, indudablemente, el vehículo más interesante del mercado. Te recomendamos el acabado Expression, el intermedio de la gama, si también buscas la mejor relación entre precio y equipamiento.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

SÍGUENOS

2,597FansMe gusta
865SeguidoresSeguir
2,310SuscriptoresSuscribirte

ÚLTIMOS ARTÍCULOS