martes, 16, abril

Estos son los riesgos de aparcar cerca de la playa

En el verano, es casi una obligación ir a la playa. Da igual si vives en una zona costera o si vives en el centro del país: una escapada a la costa es casi indispensable. Y si se va en coche, hay que pensar que el aparcamiento es algo importante. Sabemos que es difícil aparcar junto a la playa y que se suele aparcar algo lejos de la misma. Pero también hay que recordar que aparcar cerca del mar puede traer problemas para tu coche.

Desde luego, el riesgo que se puede correr de sufrir problemas graves es mínimo, por no decir inexistente. Pero si se circula durante un tiempo o se aparca cerca de la playa, hay varios factores que debes de tener en cuenta para evitar estas averías y problemas en el coche.

Arena y salitre, dos graves problemas

En la playa encontramos dos elementos que pueden representar un grave problema para el coche: la arena y el salitre. Ambos elementos pueden provocar un desgaste muy grande para la carrocería y el motor. Algo que puede ocurrir sin que nos demos cuenta y que puede hacer que lamentemos el haber aparcado tan cerca del mar.

La brisa marina puede transportar arena y depositarla en el motor y otros puntos delicados del coche. Además, pueden rozar la carrocería y dejar marcas que estropeen la pintura. El salitre también puede ser transportado a través del aire y causar tantos problemas como la arena.

En el caso de tener que aparcar el coche durante mucho tiempo, como cuando se está pasando un periodo de vacaciones largo o si se vive en ese lugar, es conveniente cubrir el coche con una funda. Esto servirá para poner una barrera entre el salitre, la arena y el coche.

Otra cosa importante es aparcar el coche de espaldas a la playa. ¿Por qué hacerlo así? Porque de esta manera, el salitre y la arena se colorá en los bajos del coche, pero lo hará en la parte trasera, y no en la parte del motor. Esto puede evitar muchos problemas, sobre todo si se tiene aparcado el coche durante mucho tiempo cerca de la playa.

Limpiar el coche tras un día de playa

Igual que la piel ha de limpiarse tras un día de playa, también es conveniente limpiar el coche. Se debe de retirar el salitre y la arena. Y hay que hacer esa limpieza sin frotar, para evitar roces que puedan estropear la carrocería. Una buena manera de hacerlo es con una lanza a presión, ya que retira la suciedad de manera más segura la suciedad y se evita ese riesgo.

Proteger mejor el interior

El interior también ha de ser protegido del efecto del sol y el calor. Por eso, a la hora de aparcar y aunque se haya dejado a la sombra, es conveniente colocar un parasol. Y no solo en la parte delantera, sino también en la parte trasera. De esta manera, los plásticos y otros materiales del interior estarán más seguros.

Este es el aspecto que te puede servir más de manera inmediata, ya que los efectos del sol son bastante rápidos en el habitáculo. El salitre y la arena son de efecto más lento y necesitan más tiempo para crear problemas, pero no hay que descuidarse y tomar precauciones.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

SÍGUENOS

2,597FansMe gusta
865SeguidoresSeguir
2,310SuscriptoresSuscribirte

ÚLTIMOS ARTÍCULOS