martes, 23, julio

Así puedes reducir la temperatura del habitáculo en verano

Ya ha llegado el verano y como cada año, las altas temperaturas pueden llegar a ser un problema para ponerse delante del volante. Por eso, tenemos que procurar que el calor no se convierta en un problema para disfrutar de cualquier trayecto. El aire acondicionado es, sin duda, el mayor aliado que podemos encontrar, aunque antes de ponerlo en marcha tenemos que hacer que haya menos temperatura en el habitáculo.

Esto se puede conseguir de varias maneras. Hay pequeños trucos que consiguen que la temperatura se reduzca de manera importante antes de comenzar la marcha y el aire acondicionado se note cuanto antes. Vamos a ver estos trucos que harán que ponerse al volante de tu coche en verano no sea un infierno.

El método del abanico

Este método es muy sencillo y permite sacar el aire caliente del habitáculo sin problema y con rapidez. Para ello, hay que bajar la ventanilla del acompañante. También se puede bajar la ventanilla trasera de ese mismo lado. Una vez hecho esto, se ha de hacer un movimiento de apertura y cierre con la puerta del conductor, como si fuera un abanico.

De esta manera, se saca el aire caliente del interior y se sustituye por aire del exterior, que aunque sigue estando caliente, está bastante más fresco que el acumulado en el interior. De esta manera, se puede reducir la temperatura del interior en unos 10ºC. Todo un descanso para los ocupantes del coche.

Algunos consejos para que el coche no se caliente demasiado

Hay varias maneras de conseguir que el interior del coche no se caliente demasiado. Vamos a comentarte alguno de ellos para que puedas tenerlos en cuenta en tu día a día.

  • Aparca en la sombra: Este consejo es fundamental. Hay que intentar buscar el sitio donde la sombra esté presente, sobre todo en el tiempo en que el coche va a estar parado. Aunque se deje en un aparcamiento que de el sol, es posible que en unas horas le de sombra, así que esto también se ha de valorar.
  • Usa parasoles: Los parasoles pueden ofrecer protección frente a la acción del sol, así que se deben de utilizar. Los más comunes son los que se colocan en el parabrisas, aunque también se deberían utilizar en la luneta trasera, por donde también entra el sol.
  • Lavar el coche antes de comenzar la marcha: O hazlo al poco de arrancar. El agua sobre la carrocería ayuda a disipar el calor, así que es una solución práctica para reducir el calor. Recuerda que en muchos lugares está prohibido lavar el coche en la calle o en casa, a causa de las restricciones de agua, así que es mejor hacerlo en un lavadero, con las lanzas de agua a presión.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

SÍGUENOS

2,597FansMe gusta
865SeguidoresSeguir
2,310SuscriptoresSuscribirte

ÚLTIMOS ARTÍCULOS