martes, 16, abril

Desmontamos algunos mitos de la ITV

La Inspección Técnica de Vehículos, la ITV, es una de las cosas que no deben descuidarse. Es la revisión por la que pasan todos los vehículos que circulan en España y que certifica que cumplen con los mínimos exigidos para hacerlo con seguridad. Los vehículos nuevos no tienen que pasar por este requisito hasta después de cuatro años desde la matriculación.

Pero una vez se ha superado ese primer plazo de tiempo, hay que comenzar a pasar por la estación para que el turismo, la furgoneta, la moto o cualquier vehículo reciba la atención de los técnicos oficiales. Pero la ITV es también una de las obligaciones más desconocidas del mundo del automóvil y hay muchos bulos y desinformaciones que pueden hacer que se pierda la cita para nuestro vehículo.

Los principales mitos de la ITV

Vamos a ayudarte a que olvides alguno de esos mitos que surgen sobre la ITV y que debes saber si son ciertos o no.

  • La ITV no sirve para nada: Esto se suele escuchar, asegurando que es un mero trámite para cobrar unas tasas y poco más. Pero en realidad, en la estación de la ITV se revisan los principales puntos de seguridad del vehículo. No es un examen exahustivo, pero sí que se comprueba que no hay ningún problema para que se circule sin poner en riesgo al resto de usuarios.
  • Los técnicos no están bien formados: Uno de los requisitos para trabajar en una estación de la ITV es contar con la formación y titulación adecuada para el puesto. Todos los trabajadores tienen que cumplir con los requisitos exigidos, así que no hay deficiencia en el servicio.
  • Hay un porcentaje pactado de rechazados: Cada vehículo pasa por un protocolo de revisión. No hay porcentajes de rechazados y de aceptados. Los vehículos se valoran según lo que perciben los mecánicos y se valoran según los estándares exigidos.
  • Solo puede pasar la ITV el propietario del vehículo: Cualquier persona puede pasar la ITV del vehículo, aunque no sea el propietario. De hecho, es común concertar con el taller o con una empresa de servicios que pase por este trámite. Solo hay que tener la documentación del vehículo en regla y abonar la tasa correspondiente.
  • Se puede circular con la ITV desfavorable: El vehículo con una ITV desfavorable no puede circular. Solo puede hacerlo, en caso de que no quede inmovilizado, hasta el taller. Y desde este, hasta la estación de la ITV. No puede circular bajo ningún otro concepto. Si queda inmovilizado a causa de una irregularidad muy grave, se tendrá que solicitar una grúa para llevarlo hasta el taller. El plazo máximo para pasar por la segunda ITV es de dos meses.
  • La ITV solo es necesaria si el coche se mueve: La ITV es obligatoria en todo caso, incluso si el coche está estacionado o guardado en un garaje. Se debe cumplir con los plazos marcados y aunque no se mueva, debe de pasar por la revisión correspondiente. No hacerlo conlleva una multa, así que es conveniente tenerlo en cuenta y llevarlo a la estación cuando le toque la revisión.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

SÍGUENOS

2,597FansMe gusta
865SeguidoresSeguir
2,310SuscriptoresSuscribirte

ÚLTIMOS ARTÍCULOS