miércoles, 29, mayo

¿Te falla el embrague? ¡Ni te lo pienses! Lleva el coche al taller.

Si conduces un coche con cambio manual, hay un elemento que no debes descuidar. Lo vas a utilizar mucho durante los trayectos con tu coche y vas a depender de él. Es el embrague, una de las piezas más importantes del coche que te permite cambiar de marchas y hacer que la conducción sea más ágil y eficiente. Es vital para circular y se ha de mantener en buenas condiciones. Si falla, no se puede circular.

Por suerte, al estar en contacto con la transmisión, cualquier problema que presente se puede notar en el volante. Así, se puede detectar de manera sencilla y se puede poner solución de manera sencilla. El embrague puede avisar de un problema mucho antes de que se produzca una avería, así que se puede anticipar el fallo y evitar un buen susto durante la conducción.

Así avisa el embrague que no funciona bien

El embrague es una pieza mecánica, y eso quiere decir que durante su vida útil se produce un desgaste continuo. Este no es rápido y este elemento tiene una vida útil muy larga, así que los problemas no deberían aparecer pronto. En cada revisión se ha de controlar su estado, para asegurarse que está todo correcto y que funcionará bien.

Uno de los primeros indicios de que algo no funciona bien es que las marchas no entran bien. La palanca de cambio se nota dura cuando se acciona y las marchas no entran de manera fluida o no salen con agilidad. A veces, incluso pueden producir un sonido de roce que se detecta con facilidad.

Este aviso ya indica que es conveniente pegar un vistazo al embrague. Pero hay más señales que van apareciendo más adelante. Cuando el embrague ya está más desgastado se produce otro aviso. El motor aumenta las revoluciones, pero no acelera. Esto se debe a que el embrague patine y no cumpla con su función. En este caso también se puede producir un olor intenso, de goma quemada. En ese momento, no hay que demorar más el paso por el taller.

Otro aviso puede ser el tacto del pedal del embrague, que puede sentirse distinto a lo habitual. Si el recorrido es distinto a lo normal, es otra señal que no se puede dejar pasar.

Cómo alargar la vida del embrague

El embrague se desgasta con el tiempo, pero se puede alargar su vida útil si se toman varias precauciones. Por ejemplo, si se evita la conducción agresiva, el desgaste será menor. Si se circula por terrenos no asfaltados, también se puede producir un desgaste mayor que si se circula por asfalto.

No hay que olvidar que el embrague ha de pisarse siempre a tope, haciendo todo el recorrido y no soltarlo de manera abrupta, acompañándolo con el pie. De esta manera, se puede alargar la vida del embrague de manera efectiva.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

SÍGUENOS

2,597FansMe gusta
865SeguidoresSeguir
2,310SuscriptoresSuscribirte

ÚLTIMOS ARTÍCULOS