No circules en reserva: puede estropear tu motor

0
145

A veces nos confiamos demasiado y vamos dejando que se vaya agotando el combustible en el depósito. Entonces se enciende la luz de la reserva, que nos avisa que nos queda poca gasolina o gasóil en el mismo. Hay gente que va enseguida a la estación de servicio y repone el combustible para seguir circulando. Pero hay otros que saben que pueden recorrer unos cuantos kilómetros más y apuran todavía más.

Esto es un error, por varios motivos. Y es que puede suponer quedarse tirado en la carretera, sin una gasolinera cerca. Algo que puede acarrear problemas, un riesgo para la seguridad del tráfico y además, conllevar una multa. Pero sin llegar al extremo a no poder moverse, apurar el combustible puede llegar a causar una avería grave en el motor.

Averías en el motor por apurar el depósito

Cuando el depósito de combustible se vacía o tiene poca cantidad, la bomba de gasolina o gasóil atrapa el resto de combustible y lo lleva al motor. Junto al combustible que queda, también captura las impurezas que se depositan en el fondo del depósito. Estas pasan al circuito y llegan hasta el motor.

Pueden provocar una mala combustión del combustible, que dañe al motor. Obviamente, entre el depósito y los inyectores hay filtros que retienen esas partículas. Y ese es parte del problema, porque hay muchas impurezas y estas quedan en los filtros, obturándolos.

Esto puede provocar que el combustible no llegue al motor y este se pare. Si consiguen llegar al motor, pueden provocar serios daños al mismo. Estas averías pueden requerir una reparación costosa y resultan complicadas. Además, pueden inutilizar por completo el motor, así que no vale la pena arriesgarse.

Si se para el motor por falta de combustible, hay motores que requieren un tratamiento especial antes de que puedan volver a funcionar. Esto es algo típico en los motores diésel más antiguos, en los que hay que purgar el circuito para extraer el aire.

La bomba de combustible también puede sufrir daños, así que tienes más de un motivo para no llegar a circular con la luz de reserva encendida.

Multas por quedarte sin gasolina

En principio, quedarse si gasolina no es motivo de que te caiga una multa, pero sí que viene aparejada a la situación de parar en un sitio donde no puedes detenerte. Si el coche se detiene en un lugar con baja visibilidad o que interrumpa el tráfico, puedes encontrarte con una multa de 200 euros por detener el coche ahí.

Además, una vez parado tendrás que señalizarlo con los triángulos o, en su caso, con la nueva luz de emergencia V-16. Si vas andando hasta una gasolinera para repostar gasolina o gasólil has de hacerlo con el chaleco reflectante y todos los elementos de seguridad necesarios para tener visibilidad y dejarte ver.

Además, solo se puede transportar combustible con un envase homologado y no sirve cualquier recipiente. Estos se suelen vender también en las estaciones de servicio, así que te saldrá algo más caro que si hubieras repostado a tiempo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí