Cómo conducir con hielo

0
354

La llegada del frío hace que en algunas carreteras se formen placas de hielo y dificulten la circulación. Al igual que sucede con la nieve, conducir con hielo es muy peligroso por lo que vamos a conocer algunas de las recomendaciones que debes seguir si no quieres llevarte algún que otro susto.

Para conducir con hielo, lo fundamental es extremar las precauciones e intentar adelantarte a los posibles acontecimientos que puedan suceder en la calzada. Las placas de hielo se pueden formar tanto en días de anticiclón como en días de temporal. No obstante, debes saber que, a menudo, las placas de hielo no son del todo visibles, por lo que toda atención es poca.

Consejos para conducir con hielo

Desde la Dirección General de Tráfico recuerdan que debes prestar una especial atención si tienes que coger el coche a primera hora de la mañana, a última hora del día o cuando el termómetro del coche marque 3ºC o menos. Evita circular en las horas más frías del día ya que las bajas temperaturas junto con la humedad pueden ocasionar escarcha.

No circules por zonas sombrías ya que tienen una mayor probabilidad de tener placas de hielo. Ernesto Nava, director de la Escuela Race de Conducción, ha asegurado que «una pista clara la tienes cuando el asfalto está brillante. En ese caso, debes pasar muy despacio porque, seguramente, será una placa de hielo y puedas perder la tracción en las ruedas».

Para evitar un posible accidente debes conducir de una forma más suave y tranquila. Prepara el viaje y no conduzcas con prisa. Esto hará que circules a una menor velocidad y no te precipitarás en las decisiones. Para conducir con hielo, toma nota de estos consejos:

  • Evita movimientos bruscos al volante
  • Evita acelerones y frenazos bruscos
  • Aumenta la distancia de seguridad
  • Utiliza marchas largas y no superes las 2.500 rpm

La DGT aconseja «no superar el 20% de la velocidad límite de agarre para no salirse de la calzada». También debes tener en cuenta el estado y el tipo de los neumáticos. Si vas a pasar por zonas en las que sabes que las condiciones climatológicas pueden ser adversas, debes llevar en el coche un juego de cadenas. La Dirección General de Tráfico podría decretar la obligatoriedad de usarlas en una determinada carretera. No obstante, con neumáticos especiales de invierno se puede prescindir de las cadenas en condiciones normales de nieve o hielo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí