lunes, 26, febrero

Utiliza bien el aire acondicionado en verano. ¡Ahorrarás combustible!

En verano, prescindir del aire acondicionado puede llegar a ser una pequeña tortura. Las altas temperaturas hacen que el interior del vehículo esté muy caliente. Conducir en esas condiciones puede hacer que aumente el riesgo en la carretera, ya que la alta temperatura hace que no se esté cómodo al volante y se puedan producir distracciones que puedan ser peligrosas.

Además, ¿a quíen le apetece conducir con temperaturas superiores a los 30ºC? El aire acondicionado ayuda a mantener el habitáculo del coche a una temperatura adecuada. Pero hay que saber utilizarlo, para que cumpla con su función y lo haga gastando la menor cantidad de combustible necesaria.

Diferencias entre aire acondicionado y climatizador

Hay que distinguir entre el aire acondicionado y el climatizador. Aunque ambos se encargan de lanzar aire frío, el primero no discrimina la temperatura, sino que lo emite de manera continua. El climatizador, en cambio, llegar a la temperatura elegida y la mantiene.

Así que son distintos y hay que saber si el coche tiene un sistema o el otro para optimizar su uso. Pero en ambos casos, hay que tener en cuenta varias cosas antes de conectarlos.

Antes de conectar el aire acondicionado

Antes de conectar el aire acondicionado, es conveniente reducir la temperatura del habitáculo. Lo primero de todo es abrir las puertas y dejar que circule el aire en el mismo. Si hay una pequeña corriente de aire, la temperatura bajará unos pocos grados y al accionar el aire acondicionado, tendrá un efecto más rápido.

Se pueden abrir las dos puertas delanteras y las ventanillas, para circule el aire y baje la temperatura. Circular unos minutos con las ventanillas bajadas es también una buena idea, porque se airea el interior y la temperatura baja bastante.

En cuanto se ha bajado la temperatura unos grados, se puede accionar el climatizador o el aire acondicionado y subir las ventanillas. En cuanto a la potencia, es mejor ponerlo a potencia media y dejar que vaya bajando la temperatura poco a poco. Si se trata de un climatizador, la temperatura más adecuada es de 21 a 24ºC.

De esta manera, no consumirá tanto combustible y permitirá que se conduzca con más comodidad. También es conveniente recordar que el consumo que produce el aire acondicionado a partir de los 80 km/h es inferior al que se produce al circular con las ventanillas bajadas.

Mantener el aire acondicionado

El aire acondicionado y el climatizador también requiere mantenimiento. Hay que cambiar el filtro del aire y mantener el nivel de líquido refrigerante. Si se nota que no enfría todo lo que se espera, hay que pasar por el taller y comprobar que todo está en condiciones. Una revisión del aire acondicionado al año, puede hacer que el verano se haga más soportable.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

SÍGUENOS

2,597FansMe gusta
865SeguidoresSeguir
2,310SuscriptoresSuscribirte

ÚLTIMOS ARTÍCULOS