viernes, 23, febrero

Consejos para conducir en verano ¡Cuidado con el calor!

El verano es cuando más ganas tenemos de viajar. El buen tiempo, el sol y las vacaciones ayudan a que nos movamos más en coche. Pero hay que tener cuidado cuando se viaja en verano, porque el coche puede ser un medio de transporte muy práctico, pero también es algo que puede resultar peligroso. Sobre todo, si no se toman las precauciones adecuadas.

Te vamos a ofrecer varios consejos para que los tengas en cuenta cuando prepares tu viaje en verano y puedas hacerlo lo más cómodo posible. Vamos a verlos.

Procura viajar a primera y última hora

La mejor hora para salir de viaje es cuando el sol todavía no está muy alto. Si es durante la madrugada, cuando está saliendo el sol, hay que tener en cuenta que este puede deslumbrar, así que hay que contar con gafas de sol. Si se viaja hacia el Oeste, este deslumbramiento puede producirse por la tarde. Comenzando el viaje a primera hora, la temperatura es más agradable y el coche no se ha calentado tanto.

La hidratación y el descanso, fundamentales

En verano se suda más y se sufre más el calor. Por eso, hay que mantenerse hidratado. Además, en verano el cansancio puede aparecer antes que en invierno. Es conveniente hacer paradas de descanso cada dos horas, aunque si es necesario, se debe parar antes. En esas paradas es conveniente estirar las piernas, caminar un poco y beber y comer algo. Estos altos en el camino son fundamentales y ayudan a enfrentarse a un tramo más del viaje descansados y bien hidratados.

LLevar ropa ligera y cómoda

La ropa ha de ser ligera y cómoda. Debe permitir el movimiento fluído y hacer que se esté cómodo conduciendo. Eso sí, hay que llevar camiseta o camisa siempre, ya que el contacto del cinturón de seguridad con la piel puede provocar abrasiones y heridas. También hay que llevar calzado adecuado, que permita accionar bien los pedales y no cree riesgos como deslizamientos sobre los mismos que provoquen la pérdida de control del vehículo. Ambas cosas pueden provocar que impongan una multa, además de presentar un serio peligro a la hora de conducir.

La temperatura del habitáculo

El aire acondicionado es vital en verano. La temperatura del habitáculo ha de estar entre los 19ºC y los 24ºC. Para reducir la temperatura del interior del coche antes de conectar el aire acondicionado, hay que bajar las ventanillas y permitir que circule el aire del habitáculo. De esta manera, en solo unos minutos se consigue reducir la temperatura interior unos grados. Si se circula unos minutos con las ventanillas abiertas, también se consigue reducir la temperatura. Cuando se enciende el aire acondicionado, la temperatura ha de llegar a las cifras recomendadas para poder conducir de manera más confortable.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

SÍGUENOS

2,597FansMe gusta
865SeguidoresSeguir
2,310SuscriptoresSuscribirte

ÚLTIMOS ARTÍCULOS