lunes, 26, febrero

¿Cómo afecta el calor a tu coche?

¿Sabías que el calor puede afectar notablemente a tu coche? Lo cierto es que los vehículos se pueden llegar a ver afectados por las altas temperaturas, sobre todo el motor. Toma nota y podrás evitar más de algún susto.

La pérdida de potencia es, quizás, la avería más relevante producida por el calor. La potencia puede reducirse en hasta un 15%. Como seguro que sabes, los motores de combustión necesitan aire para hacer la mezcla por lo que con el aumento de la temperatura del aire, se dificulta el proceso. Si a esto le sumamos que el filtro del aire puede estar sucio, la situación se pone mucho más cuesta arriba. ¿Cómo podremos notar esto? Mediante el aumento del consumo de combustible.

Los frenos también se pueden ver afectados por el calor y es que al hacer más calor, los discos de freno se pueden llegar a deformar, eso sí, en casos muy extremos y el líquido de frenos se puede evaporar. Por eso es recomendable revisar el nivel de los líquidos cada cierto tiempo.

¿Qué elementos se pueden dañar por el calor?

Los neumáticos también se desgastan hasta un 25% más en verano. Debes saber que aumentan su presión y puede llegar a producirse algún reventón. El asfalto se encuentra mucho más caliente de lo habitual y esto genera una mayor fricción.

Otro de los elementos a tener en cuenta es el sistema de refrigeración y el sistema de aire acondicionado y es que cualquier fuga, por pequeña que sea, puede convertirse en una avería bastante grande. Revisa los niveles de refrigerante y realiza los mantenimientos preventivos de tu coche.

Si sales de viaje, puedes realizar paradas periódicas para evitar el sobrecalentamiento de los neumáticos, evita los frenazos y acelerones bruscos. Una vez más, controla el refrigerante y sustituye los filtros de forma periódica.

Como para todo, la previsión se convierte en la mejor aliada siempre que vayas a salir de viaje. Puedes evitar accidentes, averías e incluso prolongar la vida útil de sus componentes. Recuerda conducir con precaución y evitarás alguna que otra sorpresa. No te la juegues ya que lo importante es volver a casa sano y salvo. Además, evita emprender viajes en las horas punta del día y a las horas que más calor haga. Es decir, no viajes entre las 12 y las 15 horas y evita también hacerlo después de una comida copiosa, de esta forma, el tiempo de reacción aumentará y podrás sufrir un accidente.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

SÍGUENOS

2,597FansMe gusta
865SeguidoresSeguir
2,310SuscriptoresSuscribirte

ÚLTIMOS ARTÍCULOS