Todo lo que debes saber sobre los radares

0
924

Como seguro que sabes, la velocidad es una de las causas que más accidentes mortales causan en las carreteras. Por eso, también se ha convertido en uno de los peores enemigos de los conductores.

Con el objetivo de combatir la velocidad en las carreteras convencionales, la Dirección General de Tráfico, desde hace algunos años, está instalando radares en las vías de toda España. Sobre todo, los radares se concentran en las carreteras convencionales.

Es obligatorio circular a los límites que marca cada vía, pero es recomendable conocer a qué velocidad saltan los radares. Según una instrucción, el umbral de tolerancia de los radares es el mismo para todo el territorio nacional.

Radares, todo lo que debes saber

Aunque los radares tienen un umbral de tolerancia y la velocidad que marcan los velocímetros de los coches siempre es inferior, es muy importante respetar las velocidades máximas de cada vía. La velocidad más real es la que aparece en los navegadores ya que funcionan vía satélite.

Con todo este baile de velocidades, la Dirección General de Tráfico tiene unos márgenes que se recogen en la Orden de 7 de febrero ICT/155/2020. Aunque existe esta normativa, a veces, la DGT aplica los márgenes de la norma UNE 26444 que «se trata de una práctica bastante perjudicial para los conductores sancionados porque los márgenes de error recogidos en la norma norma UNE 26444 son inferiores a los de la normativa actual vigente».

Si el radar es de tramo o aéreo como el Pegasus, tiene un margen de unos tres kilómetros hora. Si es un radar fijo, el margen es de cinco kilómetros/hora. En cambio si el radar está instalado en un vehículo el margen asciende hasta los siete kilómetros/hora.

Además, las sanciones por exceso de velocidad también varían según el margen de velocidad.

Por lo tanto, si el límite de velocidad es de 20 km/hora, el margen para las multas varía según el tipo de radar; 23 km/hora si se trata de un radar de tramo, 25 km/hora si es un radar fijo parado, 27 km/hora en movimiento o 21 km/hora con el radar instalado en el Pegasus. Lo mismo sucede con el resto de velocidades. Las multas por exceso de velocidad comienzan en graves que no tienen retirada de puntos y 100 euros pero pueden llegar a la retirada de hasta seis puntos del carnet de conducir y una multa económica de hasta 600 euros. ¡No te la juegues y levanta el pie del acelerador!